Liderazgo, empoderamiento y representación política de mujeres afroperuanas

Katherine Elvira Llanca Rodriguez. Perú

Hablar de liderazgo femenino es hablar de la lucha por nuestros derechos, es luchar y persistir a través de una sociedad donde existen muchos estereotipos, donde se ha tenido que luchar mucho para que la mujer tenga una posición dentro del mundo de la política, debido a la sociedad machista y patriarcal que históricamente ha sido un devenir en estos últimos tiempos, a través de este articulo quiero señalar cual ha sido la importancia de la mujer en el mundo de la política y más aún cuan importante es la representación de esta dentro de la sociedad, pero para poder hablar acerca de ello, debemos primero saber algunas conceptualizaciones.

Flores, Flores, Tapia y Salazar (2011) nos dicen que, el liderazgo puede significar un grupo de líderes, asimismo, puede ser una simple figura de respeto, designa a autoridades innovadoras que incidieron anteriormente en temas de liderazgo. Las mujeres hoy en día hemos ganado a través de nuestra lucha espacios que merecemos tanto en nuestras casas, trabajos y comunidad. Según la RAE define como feminismo al principio de igualdad de derechos de hombres y mujeres, por tanto, no es poner al género femenino en contra del género masculino.

Ahora centrándonos en la comunidad afroperuana, las mujeres afro decidimos visibilizar el racismo y la discriminación que actualmente sigue sufriendo nuestra etnia,  a nivel social y político, pero que a través de la lucha y la persistencia seguimos de pie. La mujer afroperuana es un ente significativo tanto a nivel cívico, político, científico, artístico, gastronómico entre otros tipos de aspectos a lo largo de nuestra historia.

Ser líder es muy distinto a la búsqueda del poder personal, ser líder no es ser jefe, liderar, es encaminarte con otra persona que tenga los mismos sueños, que luche, caminar de la mano y sumar más y más para así poder cambiar nuestra sociedad. A lo largo de la historia han existido lideresas con un gran aporte social como Catalina Buen día de Pecho, Ángela Davis, María Elena Moyano, Micaela Bastidas, Marielle Franco, entre otras.

Pero ¿Qué importancia tiene la mujer en la política? La mujer tiene las cualidades, talentos y capacidades para poder liderar, con el transcurrir del tiempo, la mujer, ha ido alcanzando y escalando para poder tomar un puesto y estar donde se debe estar. Es importante que una mujer incida políticamente, para que se respeten nuestros derechos, para que existan leyes que erradiquen la violencia de género, la discriminación, el racismo, dentro del ámbito laboral, político y social, para que dentro del ámbito político, se pueda elevar las voces del pueblo femenino, para empoderar a más mujeres y demostrar que somos ícono y símbolos de resistencia, que no somos lo que muchos intentan vociferar, somo más que “una cara bonita o un cuerpo bonito”.

Ser mujer no es sinónimo de trabajos domésticos, no es sinónimo de hipersexualización ni de opresión, ni de machismos, nacimos para liderar, para luchar, para resistir y persistir.

No es fácil que una mujer incida en política, ya que muchas veces está expuesta a  una serie de estereotipos o prejuicios que establecen dentro de este espacio, sin embargo, nunca nos hemos rendido, pues luchamos por una representatividad para que se hagan valer nuestros derechos y a pesar de que actualmente se viva una serie de prejuicios en cuanto a nuestro género, seguiremos resistiendo, persistiendo, luchando por nosotras y por las que hoy ya no tienen voz, para que un día, nuestras hijas, sobrinas, nietas, vean a esta sociedad normal, donde ver a una mujer incidiendo políticamente sea un pan de cada día.

Y para poder llegar a ser grandes debemos empezar por nosotros mismos, aceptándonos y amándonos, para así poder amar al mundo, a nuestra sociedad e incidir en ella, el cambio se establece a nivel micro para poder verse reflejado a nivel macro, empezando por nuestras familias, empoderando a las niñas, siendo valientes, creyendo en sí mismas, valorándolas y aumentando cada día su Autoestima, ser sus compañeras y acompañantes de sueño, que nunca dejen de soñar, esa es la clave para poder liderar, nunca dejar de soñar.