Convenios con asociaciones y redes de Iberoamérica para ofertar talleres online conjuntos becados a miembros

La Fundación Ciencias de la Documentación, con el fin de impulsar acciones de empoderamiento desde la formación y el conocimiento dentro de los proyecto Jóvenes PolíticosMujeres Líderes de las Américas y Profesionales Info, está estableciendo acuerdos de colaboración con asociaciones y redes de Iberoamérica para ofertar conjuntamente talleres online de alta especialización, becados a miembros de ambas organizaciones.

LA COLABORACIÓN

Los talleres en modalidad totalmente virtual – de máximo tres días de duración – abordarán aspectos innovadores relacionados con los temas de trabajo de las asociaciones y redes colaboradoras y la Fundación. Para ello la Fundación Ciencias de la Documentación aportará el apoyo tecnico y logístico para que los miembros puedan realizar los talleres, y la asociación o red los contenidos principales del taller – los cuales serán completados con las orientaciones pedagógicas del Dpto. de Formación de la Fundación. Ambas entidades se implicarán en difundir entre sus miembros la realización de dichos talleres.

TALLERES BECADOS AL 100%

Los talleres online estarán completamente becados al 100% por ambas entidades, y estarán abiertos exclusívamente a la matriculación de los miembros asociados de ambas entidades.

CONSTANCIA DIGITAL

Al finalizar el taller online, y si se han superado las actividades propuestas para el mismo, cada estudiante podrá descargarse un constancia digital acreditada por ambas entidades organizadoras que reconozca que ha realizado y superado con éxito el mismo.

Gerardo Bustos Pretel

España. Miembro 280918M32

Periodista, editor y funcionario-e. Licenciado en Ciencias de la Información (Periodismo) por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Gestión y Análisis de Políticas Públicas por la Universidad Carlos III de Madrid. Es subdirector general en el Ministerio de Hacienda, donde ha sido Impulsor y coordinador de la “Política de gestión de documentos electrónicos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas”, la primera realizada en la Administración General del Estado. Antes ha sido subdirector general en el Ministerio de Fomento, redactor en el diario “Pueblo”, guionista en Radio Nacional, colaborador en diversos medios, como diario “Ya” y revista “QUO”.

Coordinador y coautor del libro “La gestión del documento electrónico”, editado por Walters Kluwer, 2018. Coautor de “Comentarios a la ley 39/2015 de procedimiento administrativo común de las administraciones públicas” y “Comentarios a la ley 40/2015 de régimen jurídico del sector público”, editadas ambas por Walters Kluwer, 2017. Ha escrito numerosos artículos en publicaciones y blog sobre administración electrónica, e imparte cursos y ponencias en universidades, centros y eventos sobre administración electrónica y nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, innovación, documento y expediente electrónico, archivo electrónico, comunicación.

Declaración por el Día Internacional del Derecho a Saber

Las representantes y los representantes de los órganos de garantía de la transparencia en el Estado español, agrupado/as en la Red de Consejos y Comisionados de Transparencia y reunido/as en la ciudad de Cádiz con motivo de la celebración del III Congreso Internacional de Transparencia, formulan la siguiente declaración a fin de conmemorar el Día Internacional del Derecho a Saber.

“La Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, complementada con las diferentes normas aprobadas por las Comunidades Autónomas, ha sentado las bases de un nuevo modelo de gobernanza pública en España.

El preámbulo de aquella Ley establece que “la transparencia, el acceso a la información pública y las normas de buen gobierno deben ser los ejes fundamentales de toda acción política. Sólo cuando la acción de las y los responsables públicos se somete a escrutinio, cuando la ciudadanía puede llegar a conocer cómo se toman las decisiones que les afectan, cómo se manejan los fondos públicos o bajo qué criterios actúan nuestras instituciones, podremos hablar del inicio de un proceso en el que los poderes públicos comienzan a responder a una sociedad que es crítica, exigente y que demanda participación”.

El sentido de estas palabras no deja resquicio a duda alguna: es necesario que varíen los ejes de la acción política proporcionando mayor implicación a las ciudadanas y los ciudadanos. El actual Estado de Derecho necesita claridad y aún más, precisa tener la certeza de confiar en la forma de manejo de los fondos públicos. Nuestra sociedad se ha vuelto crítica y exigente porque es conocedora de sus derechos y quiere ejercitarlos para conseguir la mayor cuota de bien común y de bienestar general.

Una de las piezas clave de este nuevo modelo de gobierno basado en la transparencia de la acción pública es la creación de órganos de garantía de naturaleza independiente, a los que se encomiendan diferentes tareas encaminadas a garantizar el ejercicio del derecho de acceso a la información, el control y evaluación de la publicidad activa, la realización de actividades de formación y divulgación de aspectos vinculados con la rendición de cuentas y el funcionamiento transparente de los organismos públicos y, en general, el fomento de la denominada “cultura de la transparencia”.

Hace tres años comenzó el desarrollo de las instituciones de garantía con la creación del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno y, sucesivamente, de los Consejos y Comisionados de las Comunidades Autónomas de Canarias, Cataluña, Región de Murcia, Galicia, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Andalucía, Islas Baleares, Aragón, País Vasco y Navarra. A partir de ese momento, los logros alcanzados son significativos y entre ellos destacan la delimitación del contenido del derecho de acceso a la información a través de más de siete mil resoluciones dictadas en la materia por los distintos órganos de garantía; la progresiva implantación de la cultura de la evaluación de la publicidad activa; la incipiente generalización de una nueva forma de actuación administrativa fomentada por el impulso de las tecnologías de la información o la formación de una ciudadanía más crítica con los poderes públicos a través del fomento de la cultura de la transparencia mediante la realización de acciones y actividades con las organizaciones y entidades de la sociedad civil.

No obstante, el proceso de implantación de la transparencia en España no ha hecho más que empezar y, además de con las dificultades propias de una transformación radical de los sistemas de trabajo de las instituciones públicas, se enfrenta con importantes obstáculos y retos. Entre ellos, la falta de recursos económicos y, en su consecuencia, materiales y personales de los Consejos y Comisionados de Transparencia; la situación de debilidad de las Administraciones y organismos públicos de menor tamaño y reducida estructura, que se enfrentan a dificultades organizativas y de toda índole, para atender eficazmente las obligaciones derivadas de las políticas de transparencia y la persistencia en las estructuras y entidades públicas de algunos sectores y áreas de opacidad, resistentes al cambio, que lastran el impulso y la consecución plena del cambio de paradigma que supone la instalación de la transparencia en nuestro proceso público.

Es necesario tomar consciencia de que la transparencia y la garantía del acceso ciudadano a la información que manejan las Administraciones Públicas es una conquista valiosísima en términos de democratización del control de las instituciones públicas pero que no se consigue sólo con la entrada en vigor de una Ley. Requiere, para ser efectiva, de medios materiales y humanos encargados de aplicarla, y no asignarlos al cumplimento de la legislación de transparencia implica comprometer seriamente su efectividad. Las Administraciones deben -reconociendo la dificultad que ello representa sobre todo para las Administraciones de menor tamaño- reasignar los recursos de que disponen de forma que puedan asumir con eficacia sus obligaciones también en este ámbito. Por su parte, los órganos de control, nacidos en un escenario de contingentación de recursos humanos en las Administraciones públicas, deben dotarse suficientemente de medios económicos y humanos para que puedan ejercer de forma efectiva la función de control y garantía de los derechos ciudadanos que les es encomendada por la Ley. Tener órganos de control débiles o infradotados perjudica la calidad y la efectividad de los derechos que la ciudadanía ha adquirido en los últimos tiempos.

Por ello, es necesario y urgente que se garantice la viabilidad y eficacia de los órganos de garantía, y que reciban un decidido y definitivo impulso de las Autoridades políticas y un apoyo explícito por su parte a esta nueva cultura de la transparencia y la información pública, que pugna por establecerse con carácter definitivo ente nosotros y transformar nuestra manera de vivir y comprender la acción y el servicio público. Y este impulso debe ser también requerido por todos los ciudadanos y las organizaciones de la sociedad civil activas en materia de transparencia y acceso a la información, que, fuera de todo marco institucional, han sido pioneras en España en trasladar a los poderes públicos las demandas e iniciativas de la ciudadanía y han mostrado desde el principio su firme convicción en la relevancia de la transparencia en la actuación pública y en el fortalecimiento de la democracia y la legitimidad de nuestras instituciones.

Estamos en la encrucijada de un cambio de paradigma en la gestión pública y en las formas de comprender lo que significa el servicio público y la relación entre la ciudadanía y sus instituciones. Un cambio de paradigma que puede consolidarse y dar como fruto décadas venideras vividas en un marco socio-político e institucional basado en la transparencia, la rendición de cuentas, la eficiencia y la moralidad y la ética pública, marco que a la vez promoverá un mayor crecimiento económico y una nueva sociedad que ahonde en la libertad e igualdad; como riesgo ante el que hay que estar alerta, puede también que este profundo y necesario cambio no se materialice, que la sociedad se relaje en su nivel de exigencia democrática ante la reducción de las necesidades sociales que se aventuran fruto de la recuperación económica y que todo lo trabajado y conseguido en este proyecto social de reforma institucional, se estanque y pierda su significado y empuje.

Ante una coyuntura crítica no podemos por menos que ser exigentes y demandar cambios valientes que amplíen y mejoren lo logrado hasta ahora para conseguir que el cambio sea real y que los beneficios de éste, unas instituciones democráticas al servicio de las ciudadanas y los ciudadanos, sin máculas corruptas y que logren mejores cotas de desarrollo humano, sean el patrimonio común de esta reforma.

Por todo ello, la Red de Consejos y Comisionados de Transparencia, en el Día Internacional del derecho a saber:

Primero.- Reafirmamos nuestro compromiso firme y efectivo con el desarrollo e implantación de la Transparencia en España.

Segundo.- Demandamos de los poderes públicos, desde la lealtad institucional, un apoyo explícito a nuestro trabajo y un compromiso decidido en la implantación y éxito de la nueva cultura de la transparencia.

Tercero.- Demandamos una reforma que ahonde, profundice y mejore las garantías que el derecho de acceso y la transparencia activa han supuesto hasta la fecha en nuestro país, tanto a escala estatal, autonómica como local. Entre estas reformas consideramos necesarias: consagrar el derecho de acceso como un derecho fundamental, la dotación de medios humanos y económicos suficientes para los órganos de garantía, el desarrollo efectivo de la potestad sancionadora, la mejora del procedimiento de acceso para hacerlo más sencillo y eficaz, mejorar la concreción de los límites de acceso y las causas de inadmisión, unificar en la medida de lo posible los regímenes de acceso y desarrollar una gestión documental y de archivos moderna que sirva como vehículo de todos estos cambios.

Cuarto.- Agradecemos la colaboración de las organizaciones no gubernamentales y otras entidades, esenciales en la implantación y consolidación de la cultura de la transparencia en España, y les solicitamos la continuidad de su apoyo y colaboración en el empeño de transformar radicalmente la gobernanza de nuestras instituciones”.

Cádiz, 28 de septiembre de 2018

Apoyamos a Paco Damas para dar visibilidad a Las Sinsombrero

Dentro del Proyecto Mujeres Líderes América, que coordina María Auxiliadora Martín Gallardo, y que cuenta con el apoyo de destacadas mujeres líderes de España e Iberoamérica, apoyamos a Paco Damas en su Sexto disco #LasSinsombrero, donde por primera vez se pone música a las poetas del 27: María Zambrano, María Teresa León, Rosa Chacel, Josefina de la Torre, Ernestina de Champourcín, Carmen Conde, Concha Méndez y Ángela Figuera. 

UN PROYECTO CON MUCHOS ACTORES COMPROMETIDOS

El proyecto, al cual se une la Fundación Ciencias de la Documentación, ha sido patrocinado por la Fundación Cultura de Paz, Canal Sur Radio y Televisión. Cuenta también como patrocinadores con la Fundación Unicaja, el Instituto Andaluz de la Mujer, la Diputación Provincial de Granada, la Diputación Provincial de Jaén, La Diputación Provincial de Cádiz, el Ayuntamiento de Málaga, la Diputación Provincial de Ciudad Real y la Consejería de Cultura y Educación de Castilla La Mancha.

Entre otras entidades colaboradoras están la Universidad de Granada, Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, Ayuntamiento de Torredonjimeno, Concello Santiago de Compostela, Ayuntamiento de La Solana y  Fundación AGFitel.

EL DISCO

En este disco, pensado y compuesto en femenino, Paco Damas cuenta con once colaboraciones musicales: Rozalén, Carmen París, Marina Heredia, Carmen Linares, Pilar Jurado, La Shica, Roko, Clara Montes, Amparo Sánchez (Amparanoia), Argentina y Cristina del Valle.

Además, Paco Damas se ha rodeado también de amigas de la literatura, el periodismo y de la pintura, que han querido sumarse a este proyecto único. Diecinueve Sinsombrero del S. XXI: Rosa Regás, Carmen Calvo, Maruja Torres, Ouka Leele, Espido Freire, Ángeles Mora, Ángeles Caso, Ángela Vallvey, Elvira Lindo, Fanny Rubio, Cristina Almeida, Cristina Fallarás, Aurora Luque, Chantal Maillard, Lidia Falcón, Amalia Iglesias y Juana Castro.

Han querido sumarse también algunas voces masculinas al proyecto: Federico Mayor Zaragoza, Juan José Téllez, Luis Miguel Miñarro, Manuel Francisco Reina, Miguel Lorente, Pedro Enríquez y Rogelio Blanco.

El máster del disco es interactivo en los dos formatos: Contiene audio y programación informática con actividades didácticas desarrolladas por profesorado experto en igualdad y no violencia de género para los más jóvenes. Todo el contenido del disco estará disponible on-line y se han elaborado 10.000 copias del formato didáctico que serán distribuidas gratuitamente en los centros educativos.

LAS GIRAS

Paco Damas canta a Las Sinsombrero acerca al público en general y a los más jóvenes un proyecto interactivo musical y educativo contemporáneo que estará acompañado de una gira de conciertos para el público en general y para el alumnado con un objetivo final de educar a través de la música para una Cultura de Paz, Igualdad y no violencia de género, principios todos que subyacen en los objetivos marcados la Fundación Ciencias de la Documentación en su proyecto #MujeresLideresAmerica.

Reunión investigadores del Centro en Neuroinformación

El Centro de Investigación en Neuroinformación es una entidad dependiente de la Fundación. Uno de sus objetivos principales es contribuir al análisis teórico de la aplicación de las Neurociencias en las Ciencias de la Información y Documentación.

Investigadores del Centro de Investigación en Neuroinformación de la Fundación Ciencias de la Documentación se han reunido esta semana en Madrid (España) para analizar los avances logrados en este año, así como definir las metas a alcanzar en sus investigaciones durante el próximo año, con especial atención a los recursos que se puedan obtener de las empresas donantes para intercambiar líneas de investigación con otros centros de Europa e Iberoamérica.

EL CENTRO DE INVESTIGACIÓN

El Centro de Investigación en Neuroinformación es un organismo privado de carácter no lucrativo, dependiente de la Fundación Ciencias de la Documentación, fundado a finales de 2010 por José Raúl Vaquero Pulido, dedicado a la comprensión teórica de los procesos cognitivos y su aplicación en las Ciencias de la Información y la Documentación.

  • Realiza investigación puntera a nivel teórico.
  • Fomenta la conexión con redes de investigación relacionadas.
  • Forma a profesionales para el desarrollo de conocimientos y tecnologías basadas en la Neuroinformación.
  • Publica y difunde los resultados de las distintas investigaciones realizadas.

¿QUÉ ES LA NEUROINFORMACIÓN?

Los actuales descubrimientos en los campos de la Neurología, la Neurofisiología y la Neurociencia están provocando importantes cambios en la forma como concebimos el funcionamiento del cerebro y su relación con la información que nos hace ser individuos con características únicas e irrepetibles a lo largo de la historia.

Aunque son muchas las líneas de trabajo en estos campos, nos interesan fundamentalmente aquellas que tienen en cuenta cómo el cerebro adquiere información del exterior a través de los órganos sensoriales transmitidos por el sistema nervioso, la procesa y compara con otras informaciones en base a mapas neuronales de construcción de conocimiento, almacena y recupera la información de la memoria a corto-medio-largo plazo, y produce una conducta externamente observable que determina cambios en el entorno, los cuales vuelven nuevamente a retroalimentar el proceso mental de la información en cada persona.

Las células nerviosas son esencialmente dispositivos de señalización que transmiten mensajes con información desde un extremo de la célula nerviosa al otro mediante impulsos eléctricos, por lo que se puede aplicar sobre las mismas los principios de la teoría de la información de Shannon (1948) para medir y trabajar con cantidades de información procesadas en el cerebro humano.

Además, es imprescindible tener en cuenta otros factores neurocognitivos del individuo como sus experiencias pasadas y sus expectativas, que nos proporcionarán una medida muy precisa del grado en que un dato nuevo puede hacernos cambiar nuestras ideas del mundo y transformar el mismo, lo cual podemos medir matemáticamente a través del teorema de Thomas Bayes y otras teorías más recientes relacionadas.

APLICACIÓN

Todos estos descubrimientos y teorías se pueden aplicar de forma científica y rigurosa a las Ciencias de la Información y Documentación, en cuanto a que consideramos esta orientada a las actividades de selección – procesamiento – almacenamiento – recuperación – difusión de la información contenida en los documentos – estén estos en el soporte que estén – para que su uso individual provoque cambios de magnitud social.

Es lo que se ha denominado Neuroinformación, disciplina científica que aplica los procesos cognitivos a las actividades documentales que se realizan en las Ciencias de la Información y la Documentación, y en la que se centra el trabajo de profesionales de distintos países que conforman el Centro de Investigación en Neuroinformación, puesto en marcha por la Fundación Ciencias de la Documentación a finales de 2010.

El Centro de Investigación también trabaja en colaboración con otras organizaciones nacionales e internacionales que persiguen objetivos similares o compatibles.