Webinar: Gestión de la Innovación basada en procesos y proyectos

FECHA:  5/Abril, 17h (España)
MODALIDAD: Online
COSTO: Gratuito (necesario registrarse en el Campus)
CONFERENCISTA: Ramiro Gavilanes (Ecuador)

PRESENTACIÓN DEL WEBINAR

Las organizaciones que perduran deben continuamente evaluar sus esquemas de gestión administrativos, mismos que dinámicamente han evolucionado hasta la actualidad permitiendo la toma de decisiones basadas en métricas, indicadores y sistemas de gestión. Conceptos relacionados con KPI (Key Performance Indicators), BSC (Balance Scored Card), entre los principales, se basan en un modelo de gestión por procesos y proyectos; pues el proceso y su gestión se constituyen en el núcleo para el mejoramiento de la productividad empresarial, evitando entre otras cosas ejecutar actividades que no agregan valor.

Dado el dinamismo empresarial, el avance de las tecnologías, la globalización, entre otros aspectos, el uso de un adecuado modelo de gestión empresarial, permitirá a las compañías reaccionar ante los posibles cambios en su entorno tanto interno como externo. modelo de gestión empresarial TRI-FOCUS, es un modelo dinámico e innovador que permite a las organizaciones llevar una adecuada aplicación su plan estratégico empresarial sobre la base de gestión por procesos de toda la organización, la generación de proyectos que agregan valor, con una adecuada gestión de cambios en los procesos empresariales, el manejo adecuado de riesgos inherentes a la operación, un adecuada gestión de calidad tanto desde su aseguramiento como desde el control del mismo, tanto de procesos y productos o servicios y la aplicación y medición de indicadores de desempeño. Todo esto inmerso dentro de un ciclo de mejoramiento continuo que afecta directamente en el cumplimiento y revisión de la planeación estratégica, con un esquema adecuado de documentación y un gobierno empresarial informado de los principales indicadores de gestión.

Éste modelo se adapta a las estructuras organizacionales de las compañías permitiendo un flujo de información alimentado por cada uno de sus componentes, evitando duplicidad de recursos, y actividades, al manejar filtros en su gestión de cambios y disparar las alertas en el seguimiento de indicadores, mientras los proyectos agregadores de valor cumplen su fin para entrar en una transición ordenada de los entregables.

Todo el modelo se basa en estándares de calidad como ISO 9001, y la interacción equilibrada entre personas, tecnología y procesos con el fin de lograr armonía entre todos los interesados de la organización. Las directrices de calidad buscan lograr cumplimiento de requisitos durante todo el proceso de realización del producto, al igual que coordina la recepción de los entregables definidos en cada uno de los proyectos en ejecución por parte de la organización. El resultado de la aplicación óptima del modelo produce disminución de costos por reprocesos, personal motivado y con sus funciones claras, aplicación de tecnologías adecuadas a la organización y el desarrollo sustentable de la misma.

SOBRE EL CONFERENCISTA

Ramiro Gavilanes es Ingeniero de Sistemas, Master en Liderazgo e Innovación,  Master en Calidad, Seguridad y Ambiente; Doctor en Ciencias de la Computación,  Master en Administración de Negocios, Especialista en Internetworking, Especialista en Sistemas de Gestión de Seguridad de la Información, Auditor líder en ISO 9001:2015, ISO 14001:2015, OSHAS 18001:2007; ITIL Certified, HCMIP Profesional Certificado en Gestión del Cambio, Miembro del PMI Internacional.

Gerente de Sistemas y Procesos de PACO Comercial e Industrial, Gerente de Sistemas y Procesos La Tablita Group, Gerente de Producsertec, Gerente de Sistemas Grupo MB, Ingeniero de sistemas Banco Central del Ecuador Consultor Individual de Procesos, Proyectos, ISO, en varias entidades tanto Públicas como Privadas, Catedrático en la Escuela Politécnica Nacional, Escuela Politécnica del Ejército; Facilitador-Instructor en Centro de Educación Continua de Escuela Politécnica Nacional; Asociación de Matemáticos e Ingenieros Politécnicos Asomip, Consultor Consulticgroup.

Lleva más de 20 años realizando trabajos orientados a la optimización de procesos, generación de proyectos que agregan valor a las compañías y gestión integrada de las organizaciones. Los resultados conseguidos medidos en el mejoramiento de la competitividad y productividad empresarial, procesos claros y aplicables en las organizaciones, uso de tecnología para el mejoramiento de los mismos, aplicación de estándares internacionales, disminución de cuellos de botellas, optimización de costos, entre otros.

Tu futuro corre peligro, el Estado de Bienestar

Sebastián Crespo Postigo. Bolivia
Las opiniones que se expresan en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente compartidas por la Fundación Ciencias de la Documentación ni sus entidades colaboradoras
.

¿A qué costo hoy podemos darnos el lujo de obtener servicios básicos “gratuitos” de mano del Estado como sociedad? (dejando claro que nunca es gratis, siempre alguien termina pagándolos por medio de sus impuestos).

En esta oportunidad esa percepción de gratuidad viene clamada desde el siglo XIX, impartida en especial por la socialdemocracia, pensando, más que todo, en políticas sociales para ayudar a los grupos más desfavorecidos, buscando una supuesta sociedad más justa ligada a tres pilares esenciales: educación pública gratuita, sanidad pública y un sistema de pensiones sostenido por la solidaridad de las generaciones. Este Estado social se ha venido implementando últimamente por muchos países, en especial Europeos pero lo que antes se venia justificando con más intervención estatal hoy se ha convertido en un ataque directo contra su existencia, ya que las medidas de corto plazo que se aplican son contraproducentes al largo plazo y los más afectado son los grupos menos favorecidos. En el caso latinoamericano a lo largo de la historia, nos han entregado algo más que miserias al tomar el poder bajo la premisa del Estado de Bienestar, que no ha sido más que “Bienestar para el Estado”.

Como menciona el mayor exponente de la economía, clásica, el escocés Adam Smith;

“No hay arte que ningún gobierno aprenda tan pronto como el de sacar dinero del bolsillo de los contribuyentes.”

Esta frase da inicio justamente a un enorme y creciente Estado, que por medio del gasto público desmedido se agranda cada día más. Es así como la gestión de nuestros recursos se vuelve aún más ineficientes de parte de los responsables, ya que generan un gasto mayor al necesario, agravando la situación de los contribuyentes actuales y futuros. Es necesario mencionar que, con fines políticos, las ventajas para algunos se pagan a costa de deteriorar, endeudar y prácticamente empobrecer la calidad del sistema y estabilidad futura. Cuando las obligaciones del pago se trasladan a futuras generaciones, se arriesga mucho. Aunque después de todo, los votantes del futuro no son los votantes de hoy.

El modelo keynesiano sobre el que se fundamenta el Estado de bienestar, es una invención muy costosa e ineficiente, que a largo plazo termina sin duda alguna agotando nuestros recursos y sea imposible mantenerse estable. Aunque en algún punto se pueda considerar de manera positiva socialmente, en términos globales es un peso económico muy fuerte, ademas que contiene desincentivos económicos intrínsecos. Entre otros motivos para considerar se encuentra en 1975[1], cuando la comisión trilateral (Crozier et al., 1975) publicó un informe sobre la crisis mundial de sobrecarga e ingobernabilidad de la democracia que presuntamente estaba causada, entre otras cosas, por las expectativas y demandas cada vez mayores de los ciudadanos en relación con el Estado del bienestar. Se debe mencionar también que los niveles de deuda acumulada y las enormes estructuras de gasto público que quieren mantener hoy los políticos por promesas electoralistas de corte social son algunas de las principales causas que ponen en riesgo nuestro futuro porque simplemente son impagables, terminan en déficit y así los endeudados, cada individuo del sistema queda peor de lo que estaba antes.

Es así que puedo considerar como futuro escenario sin duda mayor presión fiscal sobre las rentas y capital, para poder financiar los déficits actuales y los intereses de las deudas crecientes. Dando hincapié que hoy los políticos extienden su red de poder y dependencia, llamándolo en resumen “Estado de Bienestar”.

Referencias

[1] Crozier, M., Huntington, S. P. y Watanuki, J., The Crisis of Democracy: Report on the Governability of Democracies to the Trilateral Commission. New York University Press, Nueva York, 1975.

Informalidad, sustento de la economía boliviana

Sebastián Crespo Postigo. Bolivia
Las opiniones que se expresan en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente compartidas por la Fundación Ciencias de la Documentación ni sus entidades colaboradoras
.

Actualmente existe un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI) que menciona a Bolivia como el país con la economía más informal del mundo, aproximadamente con el 62.8% del PIB seguido por Zimbabue con 60.8%. Es un estudio de 158 países (enero, 2018). Ahora es importante cuestionarnos; ¿Por qué ocurre este fenómeno? ¿Realmente la gente no desea formalizarse? ¿Es culpa del Estado o del Individuo?

En mi opinión la respuesta es sencilla y tiene varias aristas para analizar. Estas actividades económicas que son a sombra del Estado se dan por el exceso de regulación en el mercado, factores monetarios e institucionales. Dentro de estas se encuentran la burocracia gubernamental, corrupción, mala administración estatal, el débil Estado de Derecho que tenemos y podría continuar sin duda con la lista.

Claro está, que es el Estado el que desincentiva al individuo a crear emprendimientos. Estos microempresarios que buscan sobrevivir día a día por medio del comercio no buscan nada más que generar un mecanismo efectivo para dar con el mayor beneficio posible, los mismos que se enfrentan a la disyuntiva de formalizarse o no, estos agentes continuamente analizan costo- beneficio y sin duda la formalidad no genera réditos. Estos agentes se encuentran en un ambiente desfavorable, este mismo que es perverso, intromisorio, pareciera que quienes hacen las leyes tienen buenas intenciones, pero no porque sea ley significa que es correcto. Estos agentes solo buscan su bienestar, o en mayoría de los casos su sobrevivencia diaria.

Es necesario que se abran nuevos y más mercados comerciales, el libre comercio es el mecanismo más eficiente para eliminar el contrabando y disminuir la informalidad. Asimismo, contribuye a reducir la evasión tributaria, genera mayor competitividad entre empresas, lo que por consecuencia las hace más eficientes en procesos internos y un mejor uso de los recursos escasos. En consecuencia, el mayor beneficiado es el consumidor y la población en general.

Esta informalidad, nos sustenta, sin dejar de lado las empresas formalmente establecidas por supuesto, está informalidad que no recibe o tiene beneficios sociales, solo se ve más afectada por las malas políticas del Estado. Y aún si, genera comercio, genera empleo, crea riqueza.

Citando una frase de José Luis Borges; “El más urgente de los problemas de nuestra época es la gradual intromisión del estado en los actos del individuo”.

Estos actos, regulaciones y limitaciones, son la verdadera causa de este fenómeno económico. Se necesitan mayores incentivos económicos, incentivos que jueguen un rol imprescindible para crear mayor riqueza. Todo esto de mano del libre mercado.