Adriana Yuddy Pérez Tudela

Bolivia. Miembro BOL0006_022019

Boliviana, 23 años de edad, abogada con mención en derecho internacional, feminista y activista por la defensa de los Derechos Humanos de poblaciones vulnerables.

Becaria de la Fundación Hanns Seidel Stiftung y Fundación Jubileo para cursar la Escuela de Formación para la Democracia y el Desarrollo, miembro de diversas organizaciones juveniles y voluntariados, que le han permitido desarrollar proyectos que promuevan la incidencia de los jóvenes en el ámbito social, político y ambiental.

Tu futuro corre peligro, el Estado de Bienestar

Sebastián Crespo Postigo. Bolivia
Las opiniones que se expresan en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente compartidas por la Fundación Ciencias de la Documentación ni sus entidades colaboradoras
.

¿A qué costo hoy podemos darnos el lujo de obtener servicios básicos “gratuitos” de mano del Estado como sociedad? (dejando claro que nunca es gratis, siempre alguien termina pagándolos por medio de sus impuestos).

En esta oportunidad esa percepción de gratuidad viene clamada desde el siglo XIX, impartida en especial por la socialdemocracia, pensando, más que todo, en políticas sociales para ayudar a los grupos más desfavorecidos, buscando una supuesta sociedad más justa ligada a tres pilares esenciales: educación pública gratuita, sanidad pública y un sistema de pensiones sostenido por la solidaridad de las generaciones. Este Estado social se ha venido implementando últimamente por muchos países, en especial Europeos pero lo que antes se venia justificando con más intervención estatal hoy se ha convertido en un ataque directo contra su existencia, ya que las medidas de corto plazo que se aplican son contraproducentes al largo plazo y los más afectado son los grupos menos favorecidos. En el caso latinoamericano a lo largo de la historia, nos han entregado algo más que miserias al tomar el poder bajo la premisa del Estado de Bienestar, que no ha sido más que “Bienestar para el Estado”.

Como menciona el mayor exponente de la economía, clásica, el escocés Adam Smith;

“No hay arte que ningún gobierno aprenda tan pronto como el de sacar dinero del bolsillo de los contribuyentes.”

Esta frase da inicio justamente a un enorme y creciente Estado, que por medio del gasto público desmedido se agranda cada día más. Es así como la gestión de nuestros recursos se vuelve aún más ineficientes de parte de los responsables, ya que generan un gasto mayor al necesario, agravando la situación de los contribuyentes actuales y futuros. Es necesario mencionar que, con fines políticos, las ventajas para algunos se pagan a costa de deteriorar, endeudar y prácticamente empobrecer la calidad del sistema y estabilidad futura. Cuando las obligaciones del pago se trasladan a futuras generaciones, se arriesga mucho. Aunque después de todo, los votantes del futuro no son los votantes de hoy.

El modelo keynesiano sobre el que se fundamenta el Estado de bienestar, es una invención muy costosa e ineficiente, que a largo plazo termina sin duda alguna agotando nuestros recursos y sea imposible mantenerse estable. Aunque en algún punto se pueda considerar de manera positiva socialmente, en términos globales es un peso económico muy fuerte, ademas que contiene desincentivos económicos intrínsecos. Entre otros motivos para considerar se encuentra en 1975[1], cuando la comisión trilateral (Crozier et al., 1975) publicó un informe sobre la crisis mundial de sobrecarga e ingobernabilidad de la democracia que presuntamente estaba causada, entre otras cosas, por las expectativas y demandas cada vez mayores de los ciudadanos en relación con el Estado del bienestar. Se debe mencionar también que los niveles de deuda acumulada y las enormes estructuras de gasto público que quieren mantener hoy los políticos por promesas electoralistas de corte social son algunas de las principales causas que ponen en riesgo nuestro futuro porque simplemente son impagables, terminan en déficit y así los endeudados, cada individuo del sistema queda peor de lo que estaba antes.

Es así que puedo considerar como futuro escenario sin duda mayor presión fiscal sobre las rentas y capital, para poder financiar los déficits actuales y los intereses de las deudas crecientes. Dando hincapié que hoy los políticos extienden su red de poder y dependencia, llamándolo en resumen “Estado de Bienestar”.

Referencias

[1] Crozier, M., Huntington, S. P. y Watanuki, J., The Crisis of Democracy: Report on the Governability of Democracies to the Trilateral Commission. New York University Press, Nueva York, 1975.

Informalidad, sustento de la economía boliviana

Sebastián Crespo Postigo. Bolivia
Las opiniones que se expresan en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente compartidas por la Fundación Ciencias de la Documentación ni sus entidades colaboradoras
.

Actualmente existe un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI) que menciona a Bolivia como el país con la economía más informal del mundo, aproximadamente con el 62.8% del PIB seguido por Zimbabue con 60.8%. Es un estudio de 158 países (enero, 2018). Ahora es importante cuestionarnos; ¿Por qué ocurre este fenómeno? ¿Realmente la gente no desea formalizarse? ¿Es culpa del Estado o del Individuo?

En mi opinión la respuesta es sencilla y tiene varias aristas para analizar. Estas actividades económicas que son a sombra del Estado se dan por el exceso de regulación en el mercado, factores monetarios e institucionales. Dentro de estas se encuentran la burocracia gubernamental, corrupción, mala administración estatal, el débil Estado de Derecho que tenemos y podría continuar sin duda con la lista.

Claro está, que es el Estado el que desincentiva al individuo a crear emprendimientos. Estos microempresarios que buscan sobrevivir día a día por medio del comercio no buscan nada más que generar un mecanismo efectivo para dar con el mayor beneficio posible, los mismos que se enfrentan a la disyuntiva de formalizarse o no, estos agentes continuamente analizan costo- beneficio y sin duda la formalidad no genera réditos. Estos agentes se encuentran en un ambiente desfavorable, este mismo que es perverso, intromisorio, pareciera que quienes hacen las leyes tienen buenas intenciones, pero no porque sea ley significa que es correcto. Estos agentes solo buscan su bienestar, o en mayoría de los casos su sobrevivencia diaria.

Es necesario que se abran nuevos y más mercados comerciales, el libre comercio es el mecanismo más eficiente para eliminar el contrabando y disminuir la informalidad. Asimismo, contribuye a reducir la evasión tributaria, genera mayor competitividad entre empresas, lo que por consecuencia las hace más eficientes en procesos internos y un mejor uso de los recursos escasos. En consecuencia, el mayor beneficiado es el consumidor y la población en general.

Esta informalidad, nos sustenta, sin dejar de lado las empresas formalmente establecidas por supuesto, está informalidad que no recibe o tiene beneficios sociales, solo se ve más afectada por las malas políticas del Estado. Y aún si, genera comercio, genera empleo, crea riqueza.

Citando una frase de José Luis Borges; “El más urgente de los problemas de nuestra época es la gradual intromisión del estado en los actos del individuo”.

Estos actos, regulaciones y limitaciones, son la verdadera causa de este fenómeno económico. Se necesitan mayores incentivos económicos, incentivos que jueguen un rol imprescindible para crear mayor riqueza. Todo esto de mano del libre mercado.

Te escribo mi tricolor en épocas de angustia

Sebastián Crespo Postigo. Bolivia
Las opiniones que se expresan en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente compartidas por la Fundación Ciencias de la Documentación ni sus entidades colaboradoras.

Hace un poco más de un año, escribía por primera vez mi opinión, preocupado por la situación actual de mi país, haciendo una pequeña retrospectiva en el tiempo, soy un joven que en el 2006 tenía 8 años, era solo un niño, que definitivamente no era consciente de lo que comenzó a suceder en ese tiempo. Con el pasar de los años fui más perceptivo de la realidad, hoy me doy cuenta de que viví más de la mitad de mi vida bajo un mismo gobierno, uno autoritario, bajo un falso “proceso de cambio”, ese socialismo del siglo XXI que hoy planea perpetuarse en el poder y carcome lo último de Estado de Derecho, institucionalidad y democracia que nos queda.

Mi tricolor me dueles, me duele verte en una dictadura constitucional, con una injerencia del poder ejecutivo hacia los demás poderes de manera total, es vergonzoso y preocupante a la vez, sería inocente mencionar que no esperaba nada menos que la habilitación del binomio presidencial Evo – Linera.

Esperanza, sin duda la tenemos, cada boliviano, cada ciudadano, que el 21 de febrero del 2016 fue a las urnas a expresar su decisión, que se expresó con un rotundo NO; Se da cuenta hoy y siente la vulneración de sus derechos, por eso salen a las calles, por eso protestamos. Es por lo que cada miembro de este país sabe sin duda alguna que más allá del miedo está la libertad, esa libertad que con fortaleza y perseverancia se vio reflejada en estos 36 años de democracia que Bolivia tuvo, pero que con este gobierno la perdimos, HOY es nuestro deber recuperarla y el que se cansa, pierde…

Te escribo mi tricolor porque hoy tus ciudadanos, tus defensores salimos a las calles, salimos en respuesta del abuso de los miembros del Tribunal Electoral, que dieron la estocada final a nuestra democracia, que apenas caminaba, pero por lo menos creíamos en ella, hoy ya no… Es por lo que, tenemos el deber de recuperar los valores de esta misma que se encuentra asediada.

Escribo sabiendo que es una meditación gastada por muchas mentes, pero creo firmemente que hoy nuestra tricolor es lo que nos une, esa causa, sentimiento y amor que unió millones de bolivianos y lo sigue haciendo, esa es nuestra mayor fortaleza, morir antes que esclavos vivir, con fe en la causa, hasta la libertad.

Yo, ni nadie quiere tener que contarles a sus hijos que alguna vez hubo libertad en Bolivia, un gran defensor de la libertad como Ronald Reagan hace mucho tiempo dijo una frase muy cierta; “La libertad no esta a mas de una generación de extinguirse, no se la transmitimos a nuestros hijos a través de la sangre, debemos luchar, protegerla y entregárselas a ellos para que hagan lo mismo.”

Agrupaciones ciudadanas, políticas, partidos políticos, empresarios, madres, padres, jóvenes, abuelos, hoy la lucha nos pertenece a todos, sin duda es importante la unión, una que construya pilares fundamentales, que reconstruya este país, eso se hace poniendo primero la patria y no egoísmos, por que ególatras en nuestra historia hay muchos, Cicerón decía: “Quien se olvida de su historia está condenado a repetirla”. Y que poca memoria tenemos los bolivianos…

Haciendo alusión y un llamado a nuestra población, para que siga con convicción en estas etapas conflictivas, es importante tener claro que la lucha de pocos vale por el futuro de muchos; Cito una frase para ir concluyendo de Juan Montalvo “Desgraciado el pueblo donde los jóvenes sean humildes con el tirano y los estudiantes no hagan temblar el mundo”.

Esta en nuestras manos hacer de Bolivia un mejor país, en nuestras manos organizarnos con base en valores y principios, evitar limitarse a la simple reacción espontánea. Hay que tener visión y pasar a la acción para lograrlo.

Gary García Álvarez

Bolivia. Miembro BOL0005_122018

Libertario. Son los objetivos que busco en la vida para generar un cambio real, comprendo que la diplomacia y el uso de soft power son herramientas ideales para generar un mundo mejor.

Buscador de conocimiento. Creo que el conocimiento es la única forma de liberarnos y la ausencia del mismo nos lleva a la tiranía.

Nicolás Sebastián Martínez Urioste

Bolivia. Miembro BOL0004_122018

Nacido en Santa Cruz de la Sierra el 19 de Marzo del 1997, Nicolás es actualmente Primer Vice-Presidente de la Casa de la Juventud. Trabaja en la Fundación Nueva Democracia y en el Observatorio Boliviano de Derechos Humanos. Estudiante de la Carrera de Derecho, ha realizado cursos en distintos países sobre liderazgo, activismo, y defensa democrática. Lleva una carrera en distintas instituciones civiles en Bolivia dentro de las cuales podemos ver Fundación SFL en Bolivia, Secretario de Relaciones Interinstitucionales en la Casa de la Juventud (2013-2015), Segundo Vice-Presidente en la Casa de la Juventud (2015-2017), Primer Vicepresidente en la Casa de la Juventud (2017-2019), Segundo Vice-Presidente del Consejo Departamental de la Juventud de Santa Cruz (2017-2019).

Actualmente milita en el Movimiento Demócrata Social (DEMÓCRATAS), junto al Honorable Diputado Nacional Pablo Barrientos, donde se desempeña en el área de comunicación. Ademá de dedicarse a la formación y el activismo ciudadano en defensa de las libertades individuales y el Estado de Derecho en Bolivia, ha participado de distintos voluntariados altruista en la construcción de una sociedad más equitativa y en pro del desarrollo de la igualdad de oportunidades en su región y en el país.

Walter Pablo Arízaga Ruiz

Bolivia. Miembro BOL0003_122018

Joven boliviano, 32 años de edad, nacido en Sucre, Capital de la República de Bolivia, estudió en los colegios Don Bosco y Sagrado Corazón de la ciudad de Sucre, Abogado de profesión, especialista en Gobierno y Políticas Públicas, Especialista en Políticas Sociales Urbanas, cursante de la carrera de Administración de Empresas; actualmente cumple las funciones de Concejal Municipal Titular de la ciudad de Sucre electo en las elecciones Sub Nacionales en Bolivia el año 2015.

Ha desempeñado diferentes funciones y representaciones en Instituciones Públicas y Privadas en la ciudad de origen. Participó en diferentes procesos electorales de votación democrática que se detallan a continuación: fue electo Secretario Ejecutivo del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas, Jurídicas y Sociales. Fue electo Congresista Interno para la reforma del Estatuto de la Universidad, Mayor, Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca. Fue electo Consejero de Vigilancia el año 2012 para la Cooperativa de Telecomunicaciones Sucre – COTES Ltda. En su labor profesional fue coordinador del Área de Derecho de la Universidad Andina Simón Bolívar Sede Sucre, Asesor de la Comisión Autonómica y Legislativa del Concejo Municipal de Sucre. Actualmente es Sub Jefe Departamental de la Agrupación Política Ciudadana “Chuquisaca Somos Todos“, representación política por la cual fue electo en voto por todos los ciudadanos del Municipio de Sucre.

Sebastian Crespo Postigo

Bolivia. Miembro BOL0002_122018

Joven boliviano de 20 años de edad, es estudiante de la carrera de Ingeniería Económica en la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra (UPSA). Actualmente es miembro del directorio de la Casa de la Juventud – Bolivia, Coordinador Local de Estudiantes por la Libertad – Bolivia, también es asistente de proyectos y colabora con la Fundación Nueva Democracia – Bolivia. Es activista en pro de la democracia y la libertad.

Fue premiado por el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz obteniendo el “Premio Joven Estudiantil” mejor Bachiller 2016 de todo el departamento (Santa Cruz – Bolivia). Premiado por Rotary Club Internacional por excelencia siendo este mejor bachiller del Colegio Internacional de la Sierra. Ha participado y organizado Modelos de Naciones Unidas a nivel nacional e internacional obteniendo premios y distinciones en este ámbito.  Becario en programas como la Universidad de la Libertad del Instituto Político por la Libertad – Perú , Líderes del siglo XXI – Fundación para el Progreso – Chile, Programa de Liderazgo Juvenil de la Fundación Nueva Democracia – Bolivia. Es voluntario del Equipo de Formación Política del Movimiento Demócrata Social en Bolivia. Ha publicado artículos liberales en diferentes medios de comunicación a nivel local e internacional.

Dussam Ludwig Poquechoque Ortega

Bolivia. Miembro BOL0001_122018

26 años, joven político nacido en Cochabamba, Bolivia. Es ingeniero en Sistemas Electrónicos, titulado de la Escuela Militar de Ingeniería. Actualmente ejerce funciones en la Dirección de Ciudad Inteligente, del Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba. Apasionado por el community managment, es asesor de comunicación política digital y responsable departamental de Redes Sociales, para el Movimiento Demócrata Social (DEMÓCRATAS), la primera fuerza política de oposición en Bolivia.

Creyente de la importancia de tener una base doctrinal económica y una filosofía política, se educó en el liberalismo; graduado en la Academia por la Libertad, de la Fundación Nueva Democracia, curso de formación sobre ideas libertarias. En esa misma línea, es defensor ferviente de la democracia y el estado de derecho; miembro de ¨Bolivia dice NO¨, plataforma ciudadana de alcance nacional, que exige el respeto al voto soberano del pueblo boliviano.