Derecho de acceso a la información

Todas las personas tienen el derecho de solicitar toda la información a todas las administraciones e instituciones públicas sin tener que explicar para qué quieren la información o qué uso van a dar a la misma y tienen el derecho de recibir una respuesta en un plazo breve y en un formato claro y comprensible.

La Fundación Ciencias de la Documentación es miembro desde su constitución de la Coalición Proacceso, donde apoya el proyecto sobre el Derecho de acceso a la información.

COALICIÓN PROACCESO

El derecho de acceso a la información es un derecho fundamental, reconocido por la legislación internacional, por muchas constituciones y por más de 80 leyes nacionales de todo mundo.

Es también conocido como el derecho a saber o libertad de información. Implica el derecho de toda persona a solicitar y recibir información de entidades públicas. A su vez, obliga a las entidades públicas a publicar información sobre sus funciones y gastos de manera proactiva.

SOBRE LA LEY DE TRANSPARENCIA

En una verdadera democracia sólo es posible una auténtica participación por parte de la ciudadanía si ésta puede acceder en igualdad de condiciones a todo tipo de información que se encuentre en poder de cualquier autoridad pública o de cualquier entidad privada que realice funciones públicas.

La mejor herramienta para garantizar el pleno reconocimiento y ejercicio de este derecho es la existencia de una ley específica de acceso a la información. En España, la Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno entró en vigor el pasado 10 de diciembre de 2014.

LOS 10 PRINCIPIOS DE LA COALICIÓN PROACCESO

Que apoyamos desde la Fundación Ciencias de la Documentación:

  1. El derecho de acceso a la información es un derecho fundamental de toda persona.
  2. El derecho de acceso a la información se aplica a todas las entidades públicas, a todos los poderes del Estado y a todas aquellas entidades privadas que realicen funciones públicas.
  3. El derecho de acceso a la información se aplica a toda la información elaborada, recibida o en posesión de las entidades públicas, sin importar cómo esté almacenada
  4. Realizar solicitudes debe ser sencillo, rápido y gratuito
  5. Los funcionarios tienen la obligación de ayudar a los solicitantes.
  6. Principio de publicidad de la información: el secreto y la denegación de la información son la excepción.
  7. Las denegaciones de acceso a la información deben ser limitadas y estar debidamente motivadas.
  8. Toda persona tiene el derecho a recurrir las denegaciones de acceso o la no contestación a las solicitudes realizadas.
  9. Las entidades públicas, a iniciativa propia, deben poner a disposición del público información básica y esencial sin que sea necesario realizar una solicitud.
  10. El derecho de acceso a la información debe ser garantizado por un órgano independiente.