Afroperuanas en la lucha

Katherine Elvira Llanca Rodriguez. Perú

A lo largo de nuestra historia, África siempre ha estado presente en nuestro legado, como mujer negra, afrodescendiente que soy, puedo reconocer y afirmar que hemos sido nosotras quienes hemos luchado más, cuando recién se implementaban las protestas de lucha por los derechos, porque mientras se protestaba por un derecho, nosotras hemos luchado miles de años por un derecho que se nos quitó, que fue el de la libertad. Hemos luchado por nuestra cultura, a través de nuestra resistencia, por nuestros cabellos que, a pesar de que han querido oprimirlo, siempre resistimos, como el uso del turbante, o las trenzas para que nuestras parejas puedan escapar a los palenques, soy cimarrona, palenquera, al igual que miles de mis hermanas, pues esta lucha no es solo mía.

Actualmente, han pasado miles de años, que coloquialmente se gritó libertad, pero libertad nunca hemos tenido, mientras nuestras ancestras murieron resistiendo, mientras nuestras ancestras lucharon para que hoy esté hablando con ustedes.

Más que teorías sobre racismo, cultura e identidad, hoy vengo a regalarte un poco de lo que es mi cultura y del por que a pesar de que siga diciendo que “el racismo y la discriminación ya no existe”. Lo vivo cada día cuando nos llaman “gente de color”, comparándonos con matices y lápices de los mismos, donde la palabra negro es sinónimo de negatividad, donde en un velorio, “por cultura” se debe asistir de negro por que “ estamos de luto”, donde tener nuestro afro es sinónimo de negatividad, donde para encontrar trabajo, necesitas ir “ como te pidan” por que si vas con un turbante te dicen que “ debes tener presencia”.

Hoy por hoy, las mujeres negras seguimos luchando, por un país justo, porque se respete nuestros derechos, nuestra cultura, porque, en épocas de la esclavitud, éramos nosotras quienes amamantábamos a nuestras parejas, para que ellos tengan fuerza al momento de realizar el trabajo de campo. Cada literatura, escrita por el legado de nuestra cultura, así lo quieran oprimir, queda en nuestra piel, por que quienes pensaron que nos oprimieron, no pensaron que teníamos un millón de fuerzas para luchar.

Por que nuestra cultura africana se respete, porque a través de la danza que expresa nuestro cuerpo, es producto de lo que vivimos, por que no solo somos arte, somos educación, somos ciencia, somos historia, somos legado de la humanidad.